Las tres C para mejorar la productividad de la empresa a través del aprendizaje de idiomas

Si está pensando "¿Cómo aprender otro idioma va a mejorar mi empresa?", piense de nuevo.

Aprender un nuevo idioma conlleva multitud de ventajas e incluso las más sutiles pueden repercutir en gran medida en su empresa.

Conozca cómo puede mejorar, entre otras cosas, la productividad de su empresa al implantar el multilingüismo.

Cultura

Tener una cultura laboral sólida que ayude a su empresa funcionar como un reloj es una ventaja indiscutible tanto para empresas pequeñas como grandes.

Al asociarse y ayudarse mutuamente a aprender un nuevo idioma, sus empleados pueden desinhibirse y redescubrir el valor de la colaboración. Las lluvias de ideas, la creación de vínculos y el trabajo en equipo con otros miembros no solo crearán una atmósfera positiva y un entorno laboral agradable, sino que también fortalecerán la cohesión del equipo y ayudarán a mejorar los resultados generales de la empresa.

Un equipo feliz y bien cohesionado que pueda comunicarse en varios idiomas solo puede traer cosas buenas para su empresa.

Comunicación

¿Sabía que cuando aprendemos un segundo idioma también nos comunicamos mejor en nuestro idioma materno?

No solo aprendemos vocabulario, sino que asimilamos la gramática y la sintaxis de ese idioma, lo que nos hace más conscientes de estos elementos también en nuestro propio idioma. Esto se debe a que, a medida que se descubren contrastes y similitudes en el nuevo idioma, se aprende a evaluar también el idioma materno desde diferentes perspectivas. Esto nos ayuda a comunicarnos más eficazmente no solo en un idioma, sino en varios.

Conocer otro idioma también conlleva que sus empleados puedan comunicarse fácilmente con más personas involucradas en un proyecto, escuchar lo que otros miembros tengan que decir y comprender cualquier problema ocasionado por los diferentes contextos culturales. Una atmósfera de trabajo sana y de confianza se nutre de una comunicación abierta, así como de una buena dosis de entendimiento, junto con unas expectativas y unas directrices claras.

Un personal con buenas habilidades comunicativas siempre supondrá un beneficio para cualquier empresa. Bajará la conflictividad y aumentará la satisfacción en el trabajo. Por otra parte, una mejor comunicación entre pares supone una mayor capacidad de innovación y productividad a largo plazo para su empresa.

Confianza

Cuando alguien adquiere un nuevo talento su confianza aumenta. ¡Y aprender otro idioma es sin duda un talento!

La confianza está ligada al rendimiento laboral de una persona y a la manera en que se relaciona con sus compañeros. Mientras más confianza en sí mismo tenga su equipo, mejor será su rendimiento. Por ejemplo, los trabajadores que no suelen dudar de sí mismos pueden alcanzar más metas que los que pasan tiempo dudando de sus capacidades. De hecho, pueden sentirse más cómodos trabajando con otros y aplicando su experiencia a nuevas iniciativas y retos. Así pues, aprender un nuevo idioma puede ser una forma divertida y agradable de animar a su personal y darle la confianza necesaria para tener más éxito.

Sin olvidar los beneficios adicionales que conlleva el aprendizaje de otro idioma, como la mejora de la resolución de problemas, el aumento de la creatividad, la mejora de la memoria y la capacidad multitarea. Al fin y al cabo, un personal competente y seguro de sí mismo es más capaz de hacer bien su trabajo, lo que se traduce en una mayor eficiencia en toda la organización.

¿Quiere introducir el aprendizaje de idiomas en su empresa? Descargue nuestro libro electrónico "5 Strategies for Implementing an E-language learning".