Cómo mejorar la rentabilidad de la inversión con la formación de idiomas para empresas

Hubo un tiempo en que el aprendizaje de idiomas se consideraba un hobby, algo que se hacía en el tiempo libre. En cambio hoy es fundamental que las empresas que quieran expandirse globalmente presten la debida atención a la formación lingüística.

El primer paso para mejorar la rentabilidad de la inversión de su empresa a través del aprendizaje de idiomas es explicar y convencer a los principales interesados que podrían estar perdiendo la oportunidad de que su empresa se introduzca en los mercados globales, con la consecuente desventaja frente a los competidores.

Tener un buen desempeño a nivel global significa conocer bien los mercados extranjeros y tener la capacidad de comunicarse claramente con clientes potenciales y equipos internacionales. Además de esto, el aprendizaje de idiomas no solo sirve para aumentar la percepción de sus empleados, ya que al aprender un nuevo idioma también se mejoran las capacidades de decisión y de memoria.

La valoración de la rentabilidad de la inversión de la formación de idiomas puede hacerse en función de la eficiencia con la que se pueden realizar las tareas o de cómo pueden mejorarse las relaciones con clientes y colegas a nivel global.

Cuando evaluamos cómo mejorar la rentabilidad de la inversión con formación de idiomas para empresas debemos tener en cuenta algunos aspectos clave:

Mejorar el rendimiento laboral

Para sus empleados nunca ha sido tan importante desarrollar las habilidades lingüísticas como lo es en el mundo globalizado actual.

Impulsar el inglés de negocios, así como un vocabulario y un lenguaje especializados específicos de su sector hará que los empleados puedan interpretar preguntas que les planteen y puedan siempre elegir el material de referencia adecuado para cualquier consulta.

La formación de idiomas para empresas es una manera excepcional de que estas hagan crecer su base de talento y que crezca el entusiasmo de los empleados por los cursos lingüísticos en el trabajo.

Mejorar la comunicación

Fomentar la confianza al trabajar de forma global es esencial para garantizar una comunicación eficiente y evitar dificultades lingüísticas que puedan provocar errores de comunicación dentro de los equipos.

Los colegas que muestran un alto nivel lingüístico son siempre muy valorados en los equipos a nivel global, ya que la comunicación es más ágil y fluida y hay menos malentendidos.

Además, sus empleados serán más precisos en el trabajo gracias al perfeccionamiento lingüístico y es más probable que entiendan las instrucciones que se les dan. Por otra parte, el desarrollo lingüístico dentro de un equipo hace que sea más probable que los empleados creen relaciones productivas con clientes y con otros colegas.

Desarrollar una mentalidad global

Para que los empleados desarrollen su mentalidad global, es primordial que tengan la disposición para aprender un nuevo idioma. Para aprender un segundo idioma no basta con aprender vocabulario, sino que hace falta comprender cómo otras personas piensan y se comportan desde un punto de vista cultural.

De esta forma, sus empleados llegan a ser ciudadanos globales debidamente preparados en un lugar de trabajo cada vez más multicultural. En este sentido, los angloparlantes también aprenderán a expresarse de manera más clara al aprender un idioma extranjero, desarrollando sus habilidades para simplificar su lenguaje y disminuir la velocidad al trabajar a nivel internacional.

 

Ser más conscientes y desarrollar mejores habilidades de toma de decisiones

Es fascinante pensar que cuando alguien toma decisiones en un segundo idioma, suele pensar de manera más lógica y pausada antes de empezar a expresar sus opiniones.

Esta habilidad supone que los trabajadores puedan ofrecer opiniones más meditadas, ya que se eliminan las emociones exacerbadas y los prejuicios antes de hablar, proporcionándose unos comentarios más útiles.

Otro idioma supone que los empleados puedan considerar activamente la forma en que se presentan, en lugar de actuar por impulso. Esto evitará las repercusiones profesionales en el lugar de trabajo.

 

Éxito en el mercado global

Por último, al considerar cómo puede mejorar el rendimiento de la inversión con formación de idiomas para empresas, es importante recordar que las habilidades lingüísticas son fundamentales para establecer relaciones más sólidas con clientes internacionales y para convertirse en parte integrante de una estrategia de marketing globalizada.

Al elaborar un plan estratégico de marketing, resulta conveniente contar con un equipo experimentado que sean hablantes competentes del idioma local al implementarlo.

Contar con un equipo que reconozca el valor del aprendizaje de idiomas dentro de la fuerza laboral mundial y con empleados que vean y piensen en la cultura del país en el que está trabajando le dará un gran impulso a su empresa en los mercados internacionales.

En Busuu creemos que el aprendizaje de idiomas para empresas es esencial para introducirse en mercados globales. Con más de 120 millones de usuarios, somos líderes en el aprendizaje de idiomas por Internet. Descubra cómo podemos ayudar a su empresa a conquistar cada vez más éxitos mejorando las habilidades lingüísticas de sus empleados. 

Descubra qué solución de aprendizaje de idiomas se adapta mejor a su empresa realizando nuestro examen.